sábado, 1 de enero de 2011

vacaciones. chau.

el deber me llama: me tendría que ir a dormir.

conductor designado. 6:30 parada en caballito, 7:00 parada en belgrano y de ahí a córdoba con las paradas que sean y compilados sorpresa cortesía mgking.

creo que a las 22:23 no me voy a poder quedar dormido. no en el marco del diciembrevertodoslosdíaselamanecer que estoy transitando.

al menos dejé de tomar mate. estaba tan frío que parecía dulce. extraña propiedad química que investigaré en profundidad.

ya está todo listo. sobre todo las ganas de irse. la vamos a pasar de diez, de once, de quince, de 6.02 x 10^23.

uff, no puedo creer lo bien que la vamos a pasar.



este año me gustaría poder hacer vacaciones con cada grupo, con mezclas de grupos, whatever, con todos. es medio impracticable, pero aaaaaalgo se va a tramitar.

por lo pronto: sierras + pde + mgmt + rancho febrero + tigre marzo + ¿mdp abril?. de ahí en más ya es demasiada proyección (se escucha un tailandiamalasia de fondo, muuuy de fondo).

eso, che, que el 2011 sea el año de las vacaciones. es un buen objetivo. ahora a luchar (y trabajar) para eso.


me llevo cuatro libros. una libretita y un cuaderno. era mi cuaderno de viaje suplente, pasó a ser el titular porque en un gesto de magnánima generosidad regalé el otro. espero leer y poder escribir. en el sur no hice ninguna de las dos. pero en realidad porque siempre había alguna cosa piola para hacer. o sea que si este año tampoco leo ni escribo no es malo. veremos, es algo que no se fuerza.



mm, claro, ahí está. eso tengo que hacer. irme a leer. es lo que más chances me va a dar de quedarme dormido.

que así sea entonces. dejo el post para otra vida.

adiós, blog. nos vemos. cuidate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada